Con motivo del Día mundial de la Obesidad, que se celebra el 4 de marzo, el doctor Alfredo Alonso Poza, jefe de Servicio del Hospital Universitario del Sureste de Madrid y miembro de la Unidad de Obesidad del Hospital Ruber Juan Bravo, habla de los beneficios de la cirugía de la Obesidad. 

“El objetivo principal de estas intervenciones es mejorar todas las comorbilidades asociadas a la obesidad como puede ser la Diabetes tipo II, el colesterol, la hipertensión arterial, etc.”, asegura el experto.

  1. Endocrino-metabólicas: diabetes tipo II, elevación de triglicéridos y LDL-colesterol, disminución del HDL-colesterol, elevación del ácido úrico y gota. Hipotiroidismo.
  2. Cardiovasculares: hipertensión arterial, cardiopatía isquémica e infarto de miocardio, varices y úlceras por mal retorno venoso.
  3. Respiratorias: síndrome de apnea del sueño, y síndrome de hipoventilación-obesidad.
  4. Digestivas: hígado graso y reflujo gastro-esofágico.
  5. Gonadales y genitales: alteraciones menstruales, infertilidad, síndrome de ovarios poliquísticos, hipogonadismo.
  6. Osteoarticulares: artrosis y artralgias de columna, caderas, rodillas y tobillos.
  7. Dermatológicas: sudoración excesiva, foliculitis, intertrigo, hongos, estrías y acantosis nigricans.
  8. Psicológicas: ansiedad, depresión, estigmatización.

“El porcentaje de resolución de las patologías mencionadas anteriormente va en función de la técnica quirúrgica empleada”, afirma el cirujano. 

En este sentido, por ejemplo, patologías como la Diabetes puede llegar a resolverse en un 98%, con la derivación bilio-pancreática; un 83% con la cirugía del By-pass gástrico; un 77% en la Gastrectomía tubular y un 47% con la Banda gástrica.